Scifiworld

Punisher (Jason Aaron y Steve Dillon)

el  Martes, 03 April 2018 12:56 Escrito por 

¿El final de Punisher?

 

Aprovechando el visionado de la serie de Punisher producida por Netflix, me parece un buen momento para comentar algunas de las etapas del conocido antihéroe que más me han gustado en el cómic. Mi amor por el personaje volvió a resurgir gracias a Garth Ennis, ya que tomó el relevo del personaje en uno de sus momentos más bajos y volvió a introducirlo en el ambiente urbano sucio, alejándolo del resto de la platea que habita el mundo superheroico. De hecho, Ennis ha admitido en diversas ocasiones que odia a los superhéroes en mallas. De este modo, el guionista olvidó todo lo que había pasado previamente con el personaje y se centró única y exclusivamente en su faceta como vigilante, acompañado de litros de hemoglobina y con mala leche a raudales. Sin embargo, puede que este lavado de cara no gustara a los fans acérrimos, sobretodo porque la marca de la casa suele ser el humor socarrón, principalmente en la toma de contacto con el personaje. A pesar de ello, a medida que avanzaba y se familiarizaba con el personaje logró una interesantísima deconstrucción del mismo, dejó a un lado ese humor negro tan característico de sus historias y se centró en la violencia más cruda y en la psicopatía del personaje. Asimismo, a medida que se acrecentaba su psicopatía desaparecía la fragilidad demostrada en algunas historias, las dudas sobre su "trabajo" y parecía convertirse casi en un hombre del saco para los villanos, físicamente invulnerable.

Ennis señaló que el origen de Punisher no se encontraba en el asesinato de su familia, sino que eso simplemente le ofreció una razón para continuar su guerra. Este desgraciado incidente actuó como catalizador de todo el odio y la ira que Castle ya contenía (e incluso podría ser considerado congénita), es decir, que la psicopatía del personaje no era algo adquirido sino algo inherente a él. Podemos ver como en el volumen dedicado a sus orígenes, la supervivencia del personaje durante la guerra se debe a que Castle es una máquina de matar. En cualquier caso, mi objetivo no es el de analizar la etapa de Ennis en Punisher. Aunque amo esta etapa y considero que se encuentra entre las mejores del antihéroe, el final que creó para Castle dibujado por Corben no me dejó un buen sabor de boca, a pesar de que gane con cada nueva lectura. De la misma manera, Punisher vs Universo Marvel también ofrece una alternativa interesante a este final a lo "Soy Leyenda", aunque está claro que Castle no se adaptará a la “normalidad” impuesta.

Jason Aaron y Steve Dillon tuvieron la difícil tarea de continuar el trabajo iniciado por Ennis y poner punto y final a la vida del bueno de Castle. Los autores crearon un Castle envejecido y más cansado que nunca, cuyas fuerzas ya no son lo que eran, al que sus enemigos le superan físicamente y al que las secuelas físicas le dejan más mella que nunca. Desde el primer volumen vemos cómo cada nueva pelea se salda con irreversibles secuelas físicas y con el deseo de Castle de terminar de una vez por todas. Por ello, Castle tiene la certeza de que está cerca su final (aunque siempre puede haber un Franken-Castle). De hecho, la certeza de que su guerra solo llegará al final, cuando acaben definitivamente con él, está más cerca que nunca.                                                   

En esta línea argumental el protagonismo masculino recae, principalmente, en CastleBullseye y Kingpin, mientras que en el apartado femenino destacan Vanessa Fisk y Elektra. La historia dedica bastantes páginas al enfrentamiento directo de Castle contra Bullseye. Sin embargo, el interés de este enfrentamiento no radica en la batalla física entre ambos sino en el esfuerzo ímprobo de Bullseye por entender la psique de Castle y, de ese modo, destruirlo definitivamente. Para ello, necesitará experimentar lo que implicó la pérdida de sus seres queridos, cosa que le da más de un quebradero de cabeza al bueno de Bullseye. Finalmente, Bullseye da con la clave y se salda con la destrucción psicológica de Castle, puesto que jamás pensó que nadie podría descubrirlo. Asumir que ese perturbado entendería que el matrimonio de Castle estaba roto antes de que los asesinaran y que la insatisfacción vital de Castle. Por lo tanto, eso causa mayor daño en Punisher que el propio enfrentamiento físico, cosa que Bullseye no le pondrá nada fácil.           

Sabemos que Punisher no se detendrá con la muerte de Bullseye y llegará hasta el final, pasando por la cárcel. No obstante, esto no detendrá a nuestro amado antihéroe hasta llegar a la mente maestra que se encuentra a la sombra de todo este plan, es decir, a Kingpin, retratado como un verdadero psicópata de manual y que no duda en utilizar a su propia familia para ascender al puesto que cree debe alcanzar en el hampa. Pero su mujer, Vanessa, le pondrá las cosas difíciles a Fisk por haberle robado lo que más quería en esta vida, a su hijo. En estas intrincadas relaciones entre los personajes, nos encontramos al último escollo para PunisherElektra. Alejada del retrato que hizo Frank Miller de esta ninja, tenemos a otra verdadera villana capaz de conspirar con cualquier personaje y lograr sus objetivos, aunque no le espera un final halagüeño y menos con Punisher de por medio. Todas estas historias culminarán con la destrucción de todos los personajes y con la inclusión de Furia limpiando el perímetro.

Por último, cabe destacar que el diseño de personajes en esta obra es excelente (más en el apartado del guion pergeñado que en el visual). Realmente, se muestra como una digna continuación de lo iniciado por Ennis, con una desvinculación de ese hombre del saco y creando un personaje más frágil, envejecido y físicamente vulnerable. Su lectura es amena y trepidante, sin un descenso en el interés de la historia y sin personajes o tramas de relleno aburridos. Repleta de violencia a raudales que os salpicará en cada página si os dejáis llevar por la obra. Es por ello que creo que debe ser una lectura obligatoria para todos los ávidos admiradores del antihéroe, para lectores ocasionales de cómic, de género negro o incondicionales de Marvel. Aunque no os dejéis engañar y asumáis que estas líneas argumentales son el culmen del personaje, puesto que el trabajo posterior de Greg Rucka es j… interesante y con nuevas tramas completamente distintas de las descritas previamente.

Ángel Romero

Cinéfago de nacimiento, ávido lector de cómics y coleccionista compulsivo de merchandising de fantasía y ciencia ficción.

Y además...

60.jpg

99

Scifiworld #99

Edición Impresa

Comprar online

¡Suscríbete!


Edición Digital

PocketMags.com

Comprar

C/ Celso Emilio Ferreiro, 2 - 4°D
36600 Vilagarcía de Arousa
Pontevedra (España)

Redacción: 653.378.415

info@scifiworld.es

Copyright © 2005 - 2018 Scifiworld Entertainment - Desarrollo web: Ático I Creativos

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Para conocer el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies..